NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

  

Loading...


ABORDAR Y PREVENIR LA VIOLENCIA LABORAL

Comenzó a funcionar la Oficina de Bienestar Laboral del Poder Judicial

En función del compromiso del Poder Judicial de la Provincia de Santa Cruz en adoptar medidas contra todo tipo de violencia, el Tribunal Superior de Justicia, habilitó la Oficina de Bienestar Laboral (OBL), que está a cargo de un equipo interdisciplinario con competencia en toda la provincia.

En su Resolución del 14 de julio del 2022, las y los vocales establecieron que se trata de un flagelo que “atenta contra la dignidad humana, constituyendo una amenaza para la salud” de las personas que trabajan en el Poder Judicial “provocando efectos perjudiciales sobre su integridad física y psíquica”. Esto, sumado a que “la degradación del ambiente de trabajo afecta el rendimiento laboral (mayor ausentismo, y rotación del personal, pérdida de eficiencia, autoestima, confianza y motivación)”.

La representante de la Dirección General de Gestión Administrativa y RR.HH. del Alto Cuerpo ante la OBL, Margarita Ramos Mejía, sostuvo que el espacio “es muy importante para atender a la salud de toda la gente que trabaja en el Poder Judicial, porque los efectos de la violencia en el espacio laboral atentan en contra de muchos factores de la vida del ser humano”.

La Oficina de Bienestar Laboral tiene como objetivo desarrollar estrategias para identificar, prevenir y abordar las “situaciones de violencia laboral y de género” en la modalidad laboral con un abordaje multidisciplinario.

Se trata de un espacio para la presentación de reclamos, que va a garantizar un abordaje de la situación conflictiva; con estricta reserva de las actuaciones, confidencialidad y la no re- victimización, además de la contención y el acompañamiento a quienes denuncien.

En el ámbito laboral, “la violencia, el acoso y la discriminación, que son los principales ejes que se pretende atacar en el trabajo, hacen mella directamente sobre la salud de manera integral, porque cada persona somatiza a través de

estrés, que es lo más común, a través de otras dolencias físicas y también emocionales”, explicó Ramos Mejía, aclarando que la violencia se puede dar en muchas direcciones: ascendente, descendente, entre pares, y que “las denuncias o las consultas pueden ser realizadas por cualquier persona que esté viviendo o que conozca situaciones de violencia”.

En cuanto al acoso, esta es la modalidad más frecuente, en donde “la persona tiende a provocar un daño específico y lograr una finalidad, que es la de menoscabarla autoestima, que se vaya la otra persona, pero es una forma definitiva de violencia”, en tanto que la discriminación muestra un sesgo de género en la mayoría de los casos. “La discriminación por cuestiones de género es un indicador muy alto, de acuerdo a las estadísticas de la Corte Suprema”, explicó la funcionaria.

El proyecto de la Oficina fue trabajado, analizado y realizado de manera conjunta, durante dos años (2020 a 2022) con la asociación sindical, tal como lo habían solicitado oportunamente en el ámbito de la paritaria.

En la Resolución, que lleva las firmas de la presidenta del TSJ, Paula Ludueña, las vocales Alicia de los Ángeles Mercau y Reneé Fernández, además del vocal Daniel Mariani, se estableció que la OBL, quede bajo su órbita y a cargo de un Equipo Interdisciplinario, dependiente de la Dirección General de Gestión Administrativa y Recursos Humanos, con competencia en toda Santa Cruz.

El equipo, que además abordará la prevención y concientización de la problemática, está integrado por la abogada Vanesa Franchello; la licenciada en Trabajo Social, Ailín Canevarolo; la psicóloga Misaela Tanarro y por la licenciada en Recursos Humanos, Melisa Metaza.